21 febrero, 2012

Cuerpo retorcido.

El pecado de ser igual pero verte diferente,
esa carga que nunca dejará de crecer en tu espalda y tu cabeza.

Sé que cuando te digo amor piensas en revolución
se que cuando prendes un cigarro piensas en un orgasmo,
cuando miras la televisión estás llorando
que mil veces pudiéndote quedar adentro para cubrirte de esa lluvia que tanto odias
saliste
brincando
a enjuagar tu alma,
a mojarte esos áridos labios
a sentir las gotas entre los dedos,
a tomar, tomar todo lo que pudieras
de esa forma tavez  lluvia te diera algo de su bella tristeza
y poder reflejarla
enfrente de todos.

Ríes pero yo sé que tienes miedo.
Lloras pero yo sé que tienes náuseas.

Es tan hermoso tu cuerpo acompañado de tu cabeza
tus brazos acompñados de tus puños
tus golpes aompañados del odio,
y tiras a quien sea que esté en lo alto
porque sabes que el mundo está volteado
y los de arriba deben caer.

La misma piel pero se siente diferente.
Los mismos labios hablando de otras cosas.
Los mismos pies pero con otro rumbo.
Bendito es tu cuerpo retorcido
Con los mismos ojos mirando hacia una diferente dirección.

1 comentario:

  1. "El pecado de ser igual pero verte diferente..." Desde ahí me capturó

    ResponderEliminar